Portales dimensionales

9
37
MEDITACION DEL AMOR UNIVERSAL
MEDITACION DEL AMOR UNIVERSAL

En este libro, Carroll, dejaba entrever por medio de las matemáticas la existencia de los portales dimensionales, representados por la madriguera en su primera obra. Pero qué son y cómo funcionan dichos portales? Por qué son fantásticos? En 1865 el matemático británico Lewis Carroll publica el libro “Alicia en el país de las maravillas”.

Para comprender correctamente este concepto hay que diferenciar primero entre dimensiones físicas y dimensiones espaciales-temporales. Las dimensiones físicas es todo aquello que percibimos. Sin embargo, algunos dicen que paralelamente a “nuestra realidad” coexisten una cantidad indefinida de realidades, tan físicas como esta en la que nos encontramos nosotros, como también realidades imperceptibles para nuestros sentidos.

Estas realidades paralelas son las dimensiones espacio-temporales, cuando la realidad paralela se encuentra en el mismo espacio pero en distinto tiempo, es una dimensión temporal. Ejemplos son los viajes en el tiempo, la videncia, la precognición, las corazonadas, las profecías, el deja-vu.

Cuando la realidad paralela se encuentra en el mismo tiempo pero en diferente espacio es una dimensión espacial. Ejemplo de la segunda son los universos paralelos, el multiuniverso, la mediumnidad, los viajes astrales, las posesiones, los “mitos” de duendes, hadas, gnomos etc, demonios, ángeles, genios y afines.

Desde tiempos inmemoriales se conocen lugares específicos como Stonehenge y formas de abrir portales por donde comunicarse y hasta poder acceder a estas dimensiones.

Chamanes, brujos y sacerdotes se reservaron el secreto de sus llaves durante milenios. Pero ¿Qué es un portal dimensional y cómo funciona? Imagínese una puerta que da acceso al pasillo de un hotel, donde a derecha e izquierda de ese pasillo están las puertas a distintas habitaciones, usted para ingresar primero al pasillo necesita la llave de la puerta del mismo, esa llave tiene una cerradura electrónica que trabaja con un código que usted tiene que ingresar en un teclado, pero aparte para poder ingresarlo usted primero tiene que estar registrado en una base de datos del hotel, que se comprueba mediante la identificación del iris de su ojo.

El hotel es la realidad general. Las puertas de las habitaciones son la entrada a las distintas dimensiones espacio-temporales. El pasillo que recorre es el portal dimensional. La puerta de acceso al pasillo es el lugar físico espacial por donde ingresa. La llave es el ritual.

El código son los movimientos, cánticos, posturas, símbolos y oraciones del ritual. La identificación del iris en la base de datos, es su cuarto centro superior de control, el centro de consciencia universal. Cuando usted abre el portal queda libre el ingreso y egreso de cualquier tipo de “entidad” (luces y sombras) que las habitan.

Ejemplo de portales abiertos son el “juego de la copa”, los trances mediúmnicos, las ceremonias chamánicas, la liturgia de las iglesias, los “ritos satánicos”, los viajes astrales producidos naturalmente o por sustancias alucinógenas, etc. ¿Cómo puede ser esto posible? Hay dos formas de abrir un portal, una natural y otra artificial.

La natural es como expliqué, por medio de nosotros, esto es posible porque nuestra genética está formada en parte por la de nuestros creadores, que tienen esta facultad natural pero sin necesidad de rito alguno, pues las energías que nosotros producimos con el ritual, ellos las tienen y manejan naturalmente.

La artificial es por medio de la tecnología, que produce esas energías sin necesidad del rito. Ejemplo de portales artificiales son el portal de salto cuántico, y el gran colisionador de hadrones LHC del acelerador de partículas CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear).

Loading...
CopiarPor favor actualice su archivo ads.

9 Comentarios

  1. “Los rituales son las llaves de acceso…”. Los rituales sirven para activar nuestros mecanismos inconcientes, creando puentes entre éste y nuestro consciente. Es por ello que tal vez los rituales debieran llamarse puentes y no llaves, para una mayor comprensión de nuestra naturaleza. Y “nuestros creadores” no son otra cosa que nosotros mismos fuera del espacio-tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here