Terapia de liberación de la energía femenina

0
11

Energía femenina bloqueada

Al masculino le gusta “hacer”. Lo femenino anhela simplemente “ser”. Las mujeres son generalmente más femeninas en cuanto a su asociación y lo contrario es válido para los hombres. (En parejas del mismo sexo, por lo general una pareja es más masculina y la otra más femenina para que haya polaridad sexual.

¿Qué significa todo esto? Significa que si somos más femeninos asociados por naturaleza y cambiamos para competir en el mundo corporativo dominado por los hombres, entonces perdemos algo de nuestro poder innato. Olvidamos cómo ser mujer. Olvidamos cómo amortiguar una vez que dejamos el trabajo.

Esto nos hace sentir desequilibrados, estresados y atascados. Nos volvemos rígidos y perdemos nuestro camino.

También atraemos a más hombres femeninos asociados en nuestras vidas. Hombres que no pueden entrar en su poder masculino y satisfacer nuestras necesidades. Se sienten debilitados ante nosotras, carecen de empuje, o la asertividad que deseamos. Esto crea una polaridad desequilibrada y la atracción sexual puede ser inestable.

El agotamiento es inevitable cuando sentimos la constante presión de esforzarnos y demostrar nuestra igualdad de esta manera.

Encontrar el equilibrio…

Aquí hay cinco prácticas que te ayudarán a irradiar poder femenino y volver a tu cauce natural:

1. Baila:

Bailar es una práctica poderosa para ayudarte a salir de tu mente y entrar en tu cuerpo. Encuentra algo de privacidad donde puedas bailar tan salvaje o sensualmente como quieras. Pon tu canción o lista de reproducción favorita y empieza por cerrar los ojos, respirando profundamente y sintiendo lo que se siente al estar en tu cuerpo. Pregúntate… si esta música podría tomar forma, ¿cómo se movería? A continuación, deja que tu cuerpo exprese la música como si la estuviera traduciendo a una forma de lenguaje.

2. Maravíllate:

Lo femenino en todos nosotros anhela sentir y ver la belleza a nuestro alrededor y en nosotras. Adornar tu espacio con cualquier cosa que traiga una sonrisa a tu cara ayuda a alimentar este anhelo. Esto puede ser en forma de cuadros, decoración, o telas de lujo o de colores.

Llevar belleza a nuestro guardarropa también nos ayudará a expresar lo femenino en nuestro interior. Tal vez eso signifique usar faldas floreadas con delicadas sandalias, o lucir un par de tacones sexys con un elegante pantalón pitillo. Quizás te sientas deliciosamente femenina con botas de combate y un vestido floral. Tal vez signifique algo diferente cada día (eso también está bien… ¡lo femenino cambia constantemente! Encuentra tu propia definición de belleza en ti misma y observa cómo te sientes cuando lo expresas con tu ropa.

3. Días libres:

Un día “no planeado” es una de las mejores cosas para hacer cuando quieras entrar en tu energía femenina. Permitirnos fluir y estar en el momento presente puede ser uno de los sentimientos más relajantes y liberadores. Un día de la semana programa un “día libre” de autocuidado. Aquí es donde podrás hacer cero planes y permitirte hacer lo que te apetezca momento a momento.

4. Creatividad:

La creatividad femenina dentro de todos nosotros, está asociado con la energía creadora y la energía vital, similar a la energía de las emociones fluidas o sin tiempo. Nuestros vientres están diseñados para crear vida después de todo.

Expresa tu creatividad a través de la artesanía, la pintura, el baile, la ropa y el ganchillo. Mucha gente expresa su arte en otras formas como cocinar, entretener a los invitados, escribir, comedia o jardinería, indistintamente de su género sexual, y eso es poner su energía femenina en acción.

5. Sensualidad:

Nuestros cuerpos tienen mucho poder y sabiduría como mujeres. Podemos conectarnos con nuestros sentimientos e intuición más fácilmente que una persona masculina asociada, pero necesitamos confiar en nuestros cuerpos y corazón para poder escuchar estos mensajes.

Una manera de conectarnos más con nuestros cuerpos y salir del pensamiento lógico es intentar incorporar más sensualidad a nuestras vidas. Esto significa usar intencionalmente los sentidos para experimentar la vida con placer.

Una forma de practicar la sensualidad es darte un baño caliente con aceites esenciales, decorando tu entorno con velas o pétalos, sintiendo el agua caliente en tu piel, oliendo el aroma de lavanda o eucalipto, escuchando la salpicadura de agua en la tina, saboreando una delicia como un chocolate negro o vino tinto.

Cualquier actividad puede volverse sensual si la experimentas intencionalmente con los cinco sentidos.

Cuando realizamos estas prácticas para liberar la energía femenina bloqueada, nos sentiremos más radiantes, más relajadas y podremos atraer a nuestra vida los deseos de manera más fluída. Esto nos permite entrar con nuestra energía masculina en los negocios sin sentirnos agotadas o rígidas.

Cuando abrazamos nuestra naturaleza femenina, nos nutrimos a nosotras mismas y equilibramos al planeta Tierra. Al desarrollar nuestra energía femenina podemos realmente atraer el éxito hacia nosotras, en vez de sentirnos constantemente apuradas o presionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here